EEUU detecta otro caso de software manipulado en las cajas automáticas de Audi

0
424

El Consejo de Recursos del Aire de California (CARB, en inglés) detectó este verano otro software en un vehículo del fabricante Audi en modelos que incorporan la caja de cambios automática.

Más problemas para el grupo Volkswagen en Estados Unidos. Según publica hoy el dominical alemán Bild am Sonntag, sin citar fuentes, la filial del grupo automovilístico alemán utilizó este software durante varios años, acoplado a la caja de cambios automática, para la manipulación del valor de emisiones de CO2 en modelos con motor diésel y de gasolina.

Entre los vehículos afectados figuran modelos equipados con transmisión automática AL 551, entre ellos el A6, el A8 y el Q5. Según el diario alemán, unos 100.000 unidades se habrían equipado con este cambio automático. El propio diario alemán explica que Audi habría dejado de utilizar este software en mayo de 2016, poco antes de que el CARB detectara la manipulación en un modelo antiguo.

Como funciona el software

El dominical alemán señala que el software introducido en estos vehículos modificaría las emisiones de CO2 del vehículo cuando entrara en un test de homologación. El sistema actuaría de la siguiente forma. Los modelos Audi equipados con esta caja de cambios detectan a través del no movimiento de la dirección (volante) del vehículo que están en modo test.

En caso de que el volante no se mueva tras haber arrancado el vehículo, se activa un programa para el motor que reduce las revoluciones y emite así menos partículas de CO2. Por contra, si el conductor gira el volante, se desactiva esta “estrategia de calentamiento” y el vehículo funciona con otro programa que consume más combustible y por tanto emite más CO2.

Esta caja de cambios automática con el software detectado se habría implementado también en modelos vendidos en Europa.

A la espera de confirmación

Ni Audi, ni las autoridades del CARB de California han respondido a la interpelación de Expansion.com este domingo.

De ser ciertas las revelaciones publicadas por el Bild en su edición dominical, a Audi le vendrían en un momento en el que está negociando con las autoridades medioambientales de EEUU cómo solucionar el problema de 85.000 vehículos detectados por la EPA (Environment Protection Agency).

Según el juez de San Francisco encargado del caso, Charles Breyer, las negociaciones avanzaban y se mostraba “muy optimista” para que se llegara a un acuerdo para cerrar el caso.

El software manipulado en este caso afectaría a 85.000 coches (70.000 Audi, 13.000 Porsche Cayenne y el resto Volkswagen Touareg) con motor diésel de seis cilindros (V6 TDI) cuyas emisiones estarían por encima del límite legal permitido. Según fuentes cercanas al caso, Audi podría recomprar unos 25.000 coches para los que no habría solución posible.

El grupo Volkswagen ha encargado a Audi la gestión de los motores V6 diésel manipulados por ser de su marca la mayor parte de los vehículos afectados. Audi ha anunciado unas provisiones de 752 millones de euros por los efectos del dieselgate en la publicación de sus resultados del tercer trimestre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here